Ten una mentalidad abierta para educar desde el respeto

Este tema lo podemos abordar desde dos perspectivas, desde la crianza de nuestros hijos o desde la vertiente de las que nos dedicamos a acompañar a familias en los conflictos con sus allegados.

Empezaré hablando desde esta segunda perspectiva. Cuando asesoramos a mujeres en la crianza de sus hijos es importante darnos cuenta de que lo que estamos haciendo es salir de nuestra zona de confort. Esto también ocurre cuando nos enfrentamos al abordaje de un conflicto con nuestro propio hijo o hija.

¿Por qué? 

Bien es cierto que no todas tenemos que salir de esa zona de confort. Aunque la mayoría de nosotras no hemos crecido con estos recursos a nuestro alcance y tenemos que re-aprender a utilizarlos.

Te cuento más en el siguiente vídeo. Dale al PLAY:

 

Si quieres más información sobre la formación y las dos modalidades ofertadas, pincha en el siguiente botón:

Si lo que necesitas es una sesión de descubrimiento de 20 minutos conmigo, haz click aquí:

Cómo tener éxito en la crianza respetuosa

No hace mucho tuve una sesión con una clienta que me comentaba que había perdido los papeles en una reunión familiar. En una comida, el niño había empezado a tirar objetos al suelo y ella se había puesto muy nerviosa. El resultado: terminó pegándole un grito. Ante esa situación las personas de su entorno la acribillaron a críticas.

“¿Dónde está esa crianza respetuosa de la que tanto alardeas?”

“¡Ves como no pasa nada por pegarle un grito y qué rápido se soluciona el problema!”

Muchas de nosotras hemos estado ahí. Hemos tenido que ponernos muchas veces a la defensiva con nuestro entorno.

El ideal de alcanzar una reacción respetuosa no siempre se cumple. Hay veces que estamos cansadas o que simplemente no nos sale bien. Y ahí aparecen las críticas y ataques hacia nuestra elección en la forma de criar a nuestro hijo o hija.

¿Qué ocurre cuando este problema aparece? Te cuento más en el vídeo siguiente:

 

Si quieres más información sobre la formación y las dos modalidades ofertadas, pincha en el siguiente botón:

Si lo que necesitas es una sesión de descubrimiento de 20 minutos conmigo, haz click aquí:

Educar a contracorriente y no morir en el intento

¡Hola de nuevo! Hoy vengo a hablaros de cómo educamos a contracorriente sin morir en el intento. Este tema es recurrente en mis conversaciones con mujeres. El cansancio de sentir que tienen que dar explicaciones sobre todo lo que hacen. Dar la teta, agacharse para hablar con los hijos, por qué invierten tiempo en resolver un conflicto,… Puede llegar a ser agotador.

Yo comparto este sentimiento, pasé una temporada, como muchas de vosotras, en la que tomando decisiones con respecto a la crianza de mis hijos, he vivido ese tipo de situaciones agobiantes. Lidiar con personas de mi entorno, tener que estar continuamente justificando cada paso que daba.

¿Quieres saber cuál es la más agobiante que yo he vivido? ¿De qué tipo de personas estamos hablando cuando nos enfrentamos a estos casos? Respondo a estas y otras preguntas en el siguiente vídeo.

Dale al PLAY.

 

Si quieres más información sobre la formación y las dos modalidades ofertadas, pincha en el siguiente botón:

Si lo que necesitas es una sesión de descubrimiento de 20′ conmigo, haz click aquí: