¿Eres de cochecito o de portabebés?

elegir entre cochecito y portabebés

Cómo elegir entre cochecito y portabebés en tu día a día

En mi primera maternidad fue toda una aventura descubrir qué utensilios necesitaba realmente para ir por el mundo con mi bebé. Teníamos el cochecito que siempre había querido tener (bueno siempre no, estuve trabajando una temporada en una tienda de puericultura y me enamoré de ese modelo). También teníamos un fular de sarga de algodón, que no sabía muy bien como ponerme, era una tela muy larga y no tenia práctica.

Pasados tres meses del parto ya me apatecía más moverme y empezar a hacer cosas, así que reinicié la maravillosa tarea de hacer recados e ir de un lado a otro: compras, papeleos etc… Como fui desde el primer día una madre a-pegada a su bebé (muy mamífera vamos) la llevaba conmigo allí donde fuera. A menudo tenía la duda: ¿eres de cochecito o de portabebés? ¿qué te va a ser más práctico?

Mi emprendimiento no había empezado aún, aunque la semilla ya estaba germinando. Personalmente me costó unos días darme cuenta de las ventajas que tenía para mí (que vivo en un pueblo pequeño y a menudo debo desplazarme en coche de un lado a otro) utilizar el fular en lugar del carrito (aunque el cochecito me gustara mucho mucho). Aquí van mis dos versiones de una misma mañana…

¿eres de cochecito o de portabebés?
opción cochecito parece muy cómoda para todos

BEBÉ+COCHECITO

9:30h Salgo de casa a hacer gestiones.¿He cogido todo?… bolso, llaves, documentación, bebé en el coche… ¡ay!! el cochecito.

9:40h nota mental: tengo que acordarme de quitar todo lo que pongo en la bolsa de debajo del carrito cuando llego a casa… todo en el coche, listos.

10:00h he llegado.. no encuentro sitios anchos para aparcar..¿no hay aparcamiento en batería?

10:15h Bueeeeno, aparcado. Un poco lejos, pero llegamos en dos minutos.. se ha dormido.. voy sacando el cochecito.. (1)

10:20h Carrito montado, he cogido todo, bebé dentro.(2)

10:25h. Ostras cuánta gente hoy por la calle… no me había dado cuenta de que las aceras de ésta zona son tan estrechas… he pisado tres pies con las ruedas

10:29h Llamada entrante.. fffff nota mental: el próximo carrito que compre, que de verdad pueda manejarse con una sola mano. He atropellado dos pies más.

10:32h. He llegado. Tengo que hacer cola. Mi bebé se ha despertado y llora. Mezo el carrito arriba y abajo pero no funciona. Lo cojo, aunque se que va a querer teta y estamos en la cola y aquí hay mucha gente.. (3)

10:45h. Estoy sentada, una señora muy amable me guarda el turno y el carrito y me ha cedido su asiento. Estoy dando teta con los papeles y el bolso encima.

10:55h. Listo. Bebé tranquilo. Lo pongo en el capazo y parece que no le apetece mucho. . Lo voy meciendo como puedo esperando que mi turno llegue YA.

11:10h. Por fin. La persona que me atiende parece muy diligente pero creo que lo que quiere es que me vaya rápido porque mi bebé cada vez llora más alto.

11:25h. Salgo del edificio con la documentación entregada y una sonrisa de disculpa para toda la concurrencia. Y con mi hija en brazos: no quiere estarse en el cochecito así que la llevo en brazos, los papeles en el carrito, el bolso en el hombro, y conduzco de nuevo con una sola mano… paso por otras calles más anchas aunque tardo más en llegar..

11:45h He llegado al cocheeeee. ¿son casi las 12!?!?!!

Subo al bebé, guardo todo dentro, plego el carrito y lo meto en el maletero. Me duele el brazo con en el que he conducido el carrito. Se ha quedado dormido otra vez, paso por la gestoría, vamos a comprar y para casa.

11:54h repetimos los pasos (1), (2), (3)

12:20h hablo con el gestor y salgo pitando.. bueno pitando no porque me encallo en la puerta con las ruedas… ffff

12:30h Llego al coche. Pongo al bebé dentro, desmonto el cochecito, lo guardo en el maletero, suspiro largamente y me subo al coche.

12:46h Parquing del super.. aparco. Saco la estructura, intento abrirla varias veces antes de conseguirlo, se había atascado. Monto al bebé con su capazo, cojo el bolso y al entrar, un minicarro de plástico para comprar cuatro cosas.

12:55h ¿por qué no hay más espacio entre cajeras para pasar? Pago, cargo las bolsas como puedo en el manillar del carrito. Lo suelto un segundo para cerrar la cremallera del bolso… aaargh!!¡está a punto de caer hacia atrás! Pero lo salvo, aunque mi bebé, asustado se pone a llorar. Me voy al coche intentando hablarle calmadamente.

13:03h mi hija se calma, pongo las bolsas en el coche, bebé dentro, cierro el cochecito… aix, no cabe todo en el maletero. Empiezo a sacar las bolsas para recolocar todo bien.

13:12h Ahora si puedo cerrar el maletero. Vuelvo a calmarla porque vuelve a estar medio llorando.

13:17h Arranco el coche, vamonos a casa.

13:34h ¡Estamos en casa! Saco las bolsas de la compra, luego a mi bebé, que sólo quiere brazos, no se porqué, hemos paseado toda la mañana juntos.. que hambre tengoooo.. a ver si puedo dejarlo tranquilo en su cuna y me voy a la cocina…

 

¿eres de cochecito o de portabebés?
opción portabebés: tener las manos libres

BEBÉ+PORTABEBÉS

9:30h Salgo de casa a hacer gestiones.¿He cogido todo?… bolso, llaves, documentación, bebé en el coche.. ¡Ay!! el fular portabebés

9:32h listos, nos vamos.

9:52h He llegado.. encuentro un aparcamiento megaestrecho, pero no tengo que coger nada del maletero así que aparco aquí mismo.

9:56h Salgo del coche, cojo al bebé y me lo pongo en el fular. Cojo los documentos y el bolso.

10:04h He llegado. Tengo que hacer cola. Mi bebé está inquieto.. me balanceo suavemente para calmarlo pero tiene hambre. Recoloco un poco el fular para darle teta.Documetos y bolso entre mis pies.

10:11h Ya vuelve a estar tranquilo y se esta adormeciendo. Me tapo la teta, vuelvo a recolocar el fular y al bebé para estar más cómodos los dos.

10:29h jolín cuanta cola.. ah! Llamada entrante

10:32h Me paseo por la sala mientras acaricio la espalda de mi hija. Su respiración en mi pecho me reconforta. A ver si nos toca ya..

10:36h Por fin. La persona que me atiende es muy diligente.

10:49h Salgo del edificio con la documentación entregada. Parece que hoy hay mucha gente por aquí..

10:57h He llegado al coche. Suelto un poco el fular para sacar al bebé y ponerlo en su sillita, sonríe levemente y se queda tranquilo.

Vamos a la gestoría, a comprar, y para casa.

11:06h Aparco y salgo del coche. Cojo al bebé lo vuelvo a poner en el fular y ajusto la tela. Cojo el bolso y cierro el coche.

11:10h Hablo con el gestor y salgo.. son las once. Me permito volver tranquilamente al coche, miro algun escaparate…

11:25h Llego al coche. Suelto un poco el fular, mi hija quiere teta. Me siento en el asiento del copiloto y le doy teta.

11:32h listo. Lo pongo en su sillita y hacia el super.

11:48h Llego al super. Acomodo al bebé en el fular, lo vuelvo a ajustar y un minicarrito de plástico para comprar cuatro cosas.

11:57h Pago y cojo las 3 bolsas de plástico.

11:59h Meto las bolsas en el maletero. Pongo al bebé en su sillita después de soltar tela del fular y subo al coche.

12:16h Estamos en casa. Saco a mi bebé del coche y lo dejo un momento en su cuna. Me mira y le cuento que vuelvo enseguida. Está muy tranquila. Cojo las bolsas y las llevo a la cocina. Ay… me quito el fular que ya no me acordaba que lo llevo puesto. Acerco la cuna a la cocina, veo que se ha quedado dormida.

12:20h Preparo un pescado con verduritas y lo pongo a hornear.

Reviso los correos y respondo algunos. Releo un proyecto y busco una imagen para añadir..

13:10h Está despierta. La cojo en brazos… me pongo la bandolera y la acomodo en ella. Se calma con mis pasos. Pongo una lavadora. Preparo la mesa a la vez que le explico lo que estamos haciendo.

13:34h apago el horno, comida lista.

Imaginar tu día a día puede ayudarte a decidir en cada situación, que opción prefieres. Así que… ¿eres de cochecito o de portabebés?

El mejor de todos los portabebés

“Aquí hay algo que no va bien”

 

Estoy delante del ordenador y esa frase me resuena una y otra vez en mi cabeza. Tengo un bebé, mi primer bebé, de dos semanas de vida, los pezones hechos trizas porque se tira horas y horas enganchado a mi pecho y mi estado nervioso que cada vez está más alterado.

 

“Esto no puede ser tan difícil. Algo tengo que poder hacer”

 

Siguen siendo afirmaciones que repito una y otra vez mientras busco información sobre bebés-que-no-dejan-de-llorar-si-no-estan-en-la-teta-o-en-brazos-de-MAMÁ.

 

Y entonces veo una fotografía en una página web de crianza respetuosa. No sé bien cómo he llegado hasta ahí: de llorar a teta, de teta a contacto, de contacto a … en fin, que estoy ahí. Es un bebé que va envuelto en una tela junto al cuerpo de su madre. ¡¡¡Y la madre está llevando la compra en las manos!!! Ya me veo pudiendo barrer el comedor con el niño en esa tela sin llorar. ¡Es eso! ¡Algo me dice que ese trapo me va a ayudar mucho!

 

Y lo compro. Sin probarlo, sin tocarlo, sin saber ni cómo se pone. Sólo me viene a la cabeza el comentario de mi pareja: “En mis viajes a África las madres siempre iban con el bebé colgando en la espalda”. Pues aquí nunca he visto a nadie, pero yo, voy a ser la primera.

 

IMG_3148

 

Hace poco más de 7 años que salí por primera vez a la calle con un fular semielástico con mi primer hijo dentro. Miré las instrucciones, hice el preanudado que venía explicado en ellas y me hice las primera preguntas: ¿tendrá frío? ¿Qué ropa le pongo?

Recuerdo lo feliz que me sentí cuando vi que dormía plácidamente mientras cam
inaba rumbo al supermercado y volvía a casa sin que se hubiera despertado.
Creo que fueron exactamente 35 minuto. ¡Pero qué 35 minutos más placenteros!

También recuerdo el calor que desprendía cuando lo saqué del fular, con sus tres capas de ropa puestas todavía (comprobé que frío no había pasado) y continuaba profundamente dormido…

 

Esa fue mi solución. ¿La mejor? Pues sí. En ese momento sí, sin dudarlo.

 

Después de 7 años porteando a mis tres hijos sigo pensando que el mejor fular que yo pude tener en aquel momento es el que tuve.

 

Entonces, ¿es el fular semielástico el mejor portabebés?

 

En absoluto. De hecho, lo usé durante dos meses y no lo volví a usar en ninguno de mis hijos siguientes.

 

Entonces, ¿no recomiendo el fular semielástico?

 

Pues claro que sí. Un fular elástico bien usado puede ser un portabebés muy útil, y puede llegar a ser una buena opción.

 

 

DSC00287

 

Elegir un portabebés puede ser muy complicado y muy fácil a la vez. Depende de cuál vaya a ser nuestro camino en el porteo. Podemos elegir, como hice yo, el primer portabebés que se nos cruce por el camino. Tenga el nombre que tenga, seguramente nos proporcionará a nosotras y a nuestros bebés el contacto que ambos necesitamos.

De ese primer portabebés, al que nos vaya como anillo al dedo, puede haber un tramo corto u otro muy largo que nos haga pasar por muchos portabebés porque no nos sentimos cómodas con los que vamos conociendo. Ese fue mi caso.

Durante mucho tiempo me dediqué a leer, informarme y entrar en todo un mundo de diferentes portabebés. Y fui descubriendo y probando, haciéndome una idea de los que me iban bien y de los que no.

Tener la información y los conocimientos que tengo ahora me hubiera ahorrado mucho tiempo, estoy segura (y también mucho dinero, que en el armario de casa cada vez había menos espacio 🙂 ).

 

DSC00206 (2)

Por eso es importante tener en cuenta que no existe un portabebés “mejor”. Lo que sí que puede existir es una opción de portabebés óptima para la combinación bebé-madre-contexto. Esa combinación es única. Y la función de una asesora de porteo es conocer las características de esa combinación y encontrar la mejor opción para ella.

 

 

 

¿Hubiera contratado a una profesional para elegir el portabebés más adecuado y ahorrarme tiempo y dinero?

 

Pues sinceramente, no lo sé. Yo he disfrutado por el camino descubriéndolo por mí misma, pero esa ha sido mi decisión. Decisión que no he tomado en otros ámbitos de mi vida, en los que para ahorrarme tiempo y dinero, he contratado a profesionales cualificados que hicieran el trabajo por mí. 

 

 Laia Simón

¿Y ahora qué hago para que dejes de llorar?

Tengo la lista hecha desde hace días. Al principio no sabía por dónde empezar, pero la gente me ha ido dando ideas y ahora ya sé lo que quiero que me regalen.

 

Por si no lo sabes, chiquitín, estoy haciendo la lista de cosas que necesito para cuando llegues a nuestras vidas.

El cochecito me lo va a regalar tu tía, ya verás qué pasada. El accesorio que lleva nos va a servir para cuando vayamos en coche. Y la hamaquita nos la regala tu tío. Le he pedido una que tiene unos muñequitos lindísimos, estoy segura que te encantarán y jugarás muchísimo con ellos. También he pedido un parque. Te lo llenaré con los juguetes que te vayan regalando, así estarás entretenido mientras mamá hace otras cosas.

Pero no todo está en la lista de regalos. Papá y mamá también hemos elegido cositas para ti. Hemos visto un móvil precioso con una música muy dulce y lo tenemos preparado en tu cuna. Con ese sonido te quedarás dormido enseguida, ya lo verás.

Lo tenemos todo, no te hará falta de nada. Estamos deseando conocerte y hemos preparado toda la casa para cuando llegues.

Y ya llegaste. El parto ha sido duro, muy duro, pero ya estás con nosotros y no me importa nada más. Eres lo más maravilloso que me ha ocurrido nunca. Ha sido un amor a primera vista. Te quiero y sé que te voy a querer toda la vida.

Pero estoy desesperada.

Lloras. Lloras muchísimo. Y no sé consolarte. Me siento impotente. Yo también lloro.Imagen_018

 

Daría lo que fuera por poder remediar tu pena.

¿Qué más necesitas?

¿Y ahora qué hago para que dejes de llorar?

La música de la cuna no parece gustarte. Tampoco en la hamaca te relajas. Parece que sólo mi pecho te calma. Ahí puedes estarte mucho tiempo, un tiempo que se me hace eterno. Pero ese tiempo pasa y te duermes, y ahora puedo dejarte en tu cuna, con la música tan bonita que tiene.

Pero en cuanto tocas las sábanas te vuelves a despertar. Y yo me desespero.

De nuevo el pecho es lo único que quieres.

 

Y vuelvo a sentarme en el sofá, al mismo tiempo que miro a mi alrededor y veo todas las cosas que todavía tengo por hacer.

 

Me estiro en la cama contigo, ya dormido. Estoy muy cansada, yo también me quedo dormida.

No entiendo qué hago mal. No entra en mis planes quedarme relegada a un sofá teniéndote en mis brazos todo el día porque sólo yo puedo calmarte con mis pechos.

La hamaca, el parque, el cochecito… están siendo trastos que no te sirven. En las dos semanas que llevamos conociéndonos he descubierto que sólo quieres estar en mis brazos, junto a mí. En mi pecho te duermes, y en él puedes descansar todo el tiempo que necesita tu pequeño cuerpecito.

IMG_1199

Pero yo no puedo, yo no quiero estarme en el sofá. Tiene que haber una solución.

Hay algo en mí que me dice que la maternidad no puede ser algo que exprima tanto, que anule y que no te deje avanzar. Algo me dice que tiene que haber alguna otra manera de hacer las cosas que nos haga sentir bien a ambos.

Decido empezar a buscar información en las redes sociales y encuentro otras mujeres que viven lo mismo que yo, y me siento acompañada. Esas mujeres hablan de cosas que para mi son desconocidas, pero son palabras que dan sentido a muchas de la emociones que me ha hecho despertar tu nacimiento: contacto piel con piel, dormir sin llorar, apego…

Y entonces descubro el porteo. 

Ahora vas pegado a mí. Junto a mi corazón. Y yo me siento libre al mismo tiempo. Salgo a comprar, organizo la casa, incluso paseo tranquilamente sin que te despiertes, sin molestarte.

Al mismo tiempo que voy reorganizando e integrándote en mi vida te doy lo que tú más necesitas: contacto. Para saber que existo, para sentirte protegido, necesitas tocarme, olerme, sentirme. Es así de simple, pero a la vez nos parece tan complicado. 

 

Siento no haberme dado cuenta antes. Pero ahora en el fular los dos hacemos y tenemos lo que necesitamos.

Laia Simón

Charla sobre porteo seguro

Si te perdiste la charla sobre introducción al porteo aquí tienes una nueva oportunidad para escucharla.
Apúntate al taller de porteo seguro “Seguridad y sentido común” y suscribe te a nuestra newsletter. microsoft cloud . Recibirás en tu bandeja de entrada el enlace para ver la charla de introducción al porteo.
Con estas dos charlas tendrás las herramientas necesarias para portear de manera consciente y segura con el portabebés que habrás elegido y que mejor se adapte a ti, a tu bebé y a tu entorno.

Untitled Bernaskova alena

Introducción al porteo_ON LINE

poster taller porteo gratuito

Quienes nos iniciamos en el mundo del porteo sin tener ninguna referencia cercana, fuimos investigando poco a poco los diferentes tipos de portabebés que había en el mercado.

Descubrimos todo un universo que se iba haciendo más y más grande según íbamos explorando.

Esta charla va dirigida a madres y padres que quieran tener una idea general de los principales tipos de portabebés que hay en el mercado, sus características, sus pros y contras, etc.

Si lo que quieres es elegir un portabebé que se adapte mejor a ti y a tu bebé, en esta charla te ofrecemos la posibilidad de que adquieras unas nociones básicas para poderlo elegir con más seguridad y conocimientos.

Y por si no puedes seguir la charla en directo te enviaremos la grabación por correo electrónico para que la escuches cuando a ti te vaya bien.

 

CHARLA  GRATUITA  On line!!

INTRODUCCIÓN AL PORTEO
Ideas para elegir un buen portabebés
30 de septiembre · 22:00 h

Laia Simón
Asesora de porteo Mimos y Teta
Asesora Continuum en formación

Reserva ahora en nunnutit@gmail.com

site analysis Boulogne billancourt .