Recibir las críticas con seguridad blog

Estos son Marçal y Cèlia. Ahora tienen 10 y 8 años, pero en esta foto solo tenían 3 y 2 respectivamente Como puedes ver, los cuchillos ya formaban parte de las herramientas que usaban en su día a día.

Muchas personas se escandalizan y juzgan cuando ven lo que permito que hagan mis hijos, como lo que ves en esta foto con la edad que tenían entonces. Me han criticado esto y la mayoría de decisiones que he tomado como madre. Pues, sinceramente, no suelen ser afines a lo que piensa la mayoría.

Sin embargo, he aprendido a vivir esas situaciones con una calma y seguridad que me dan calidad de vida.

No siempre ha sido así. Permitir a mis hijos cierta libertad en su proceso de aprendizaje me ha traído muchos quebraderos de cabeza. No porque crea que no son una opción válida para mí y mis hijos, si no porque ha sido motivo de discusiones frecuentes con familiares y amigos.

Durante un tiempo lidié estos juicios como pude: unas veces callando, otras gritando. Hasta que me cansé.

Me di cuenta de que, ni una opción ni la otra, me hacían sentir satisfecha ni me permitían relacionarme con los demás desde el respeto. Y, como seguramente comprenderás, esas situaciones generaban estrés en mi día a día.

O bien me defendía justificando mis puntos de vista en discusiones que normalmente no llegaban a buen puerto, o bien callaba y sentía que dejaba de ser fiel a mis principios y valores.

Poco a poco fui convenciéndome de que debía cambiar esa situación. Era necesario tanto para mí como para mis hijos. Incluso también para mi pareja, familia y amigos. Nos merecíamos ser más felices.

Con formación, determinación y perseverancia he aprendido a recibir las críticas enfocándolas desde una perspectiva más eficaz. He ganado tiempo dejando atrás discusiones absurdas y aprendiendo a poner límites con seguridad y firmeza.

Y, lo mejor de todo, ahora me siento feliz y en paz con las personas que forman parte de mi vida. Incluso con aquellas con las que tengo diferencias en temas de educación y crianza.

Pero para llegar hasta aquí, me ha hecho falta construir unos pilares que hoy me gustaría compartir contigo.

1️⃣ Conocerme mejor. Comprender qué me hace sentir molesta, enfadada o incluso furiosa cuando recibo una crítica.
Descubrir el origen de ese malestar te da el poder de saber hacia dónde dirigir tus acciones para darle una respuesta.

2️⃣ Poner en práctica nuevos recursos. Tener una mente abierta que me permita enfocar los juicios desde otra perspectiva y que me ayude a vivirlos con más calma y seguridad en mi misma.
Aplicamos patrones adquiridos en los momentos en los que entramos en conflicto con otra persona, pero éstos se pueden cambiar. Si quieres resultados diferentes, es necesario modificar lo que has estado haciendo hasta ahora.

3️⃣ Aprender a dialogar. Hay personas con las que compartes mucho tiempo e incluso responsabilidades en la educación de tu hijo. Por ello, resulta imprescindible aprender a afrontar las diferencias, a llegar a acuerdos o incluso a poner límites de forma constructiva 
Al fin y al cabo, la mayoría de nosotras no educamos solas. Muchas de las decisiones las debemos tomar junto con otra persona y eso requiere destreza dialogando. .

4️⃣ Dominar los acuerdos. Una persona sabe cómo llegar a un pacto satisfactorio si tiene dos puntos claros en la negociación: cuál es su límite no negociable y su máxima expectativa. Pero no solo eso. 
Aprender a expresarnos de forma asertiva y usar las herramientas de la comunicación empática nos permite marcar límites con firmeza o acceder a propuestas al mismo tiempo que nos sentimos bien con nosotras mismas.

5️⃣ Respetarse. Esta es la clave. Sentir que mereces poder ser libre tomando tus propias decisiones. Comprender que las relaciones se construyen entre 2 y que nosotras tenemos el poder de decidir cómo y con quién nos relacionamos. Poner límites con y desde el respeto es una tarea que parte de un trabajo de crecimiento personal.

Si deseas sentirte libre. Si quieres aprender a vivir las críticas y juicios de las personas que te rodean sin dudas ni miedos, apúntate al webinar gratuito “No más sermones”. Durante 60 minutos te mostraré las 5 claves que te van a ayudar a elegir con libertad la educación de tu hijo.

El próximo martes a las 22:00, te espero en directo para hablar de cómo resolver conflictos con las personas de tu entorno, aprender a poner límites, a negociar y, sobre todo, a cómo puedes sentirte bien contigo misma en estas situaciones.

Puedes reservar aquí tu plaza: https://laiasimonmartin.com/registro-taller-gratuito-no-ma…/

Invierte 1 hora de tu vida y consigue cambiarla entera. 
Todos los recursos que te voy a mostrar te ayudarán a mejorar tus relaciones personales.

Reserva aquí tu plaza: 
https://laiasimonmartin.com/registro-taller-gratuito-no-ma…/

Un abrazo

Laia Simón Martín
www.laiasimonmartin.com

2018 © www.laiasimonmartin.com 

WhatsApp chat